Sponsors

central ink flint kodak3

logo-atdl

Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos
Boletín Semanal Noviembre 11, 2018

Editores y universidades se han unido en la Media Innovation Initiative (IMI), un consorcio público-privado para estimular la innovación en los medios. La iniciativa está abierta a otros participantes que quieran colaborar.

La crisis de los medios de comunicación exige respuesta a la altura de las circunstancias. Si durante todos estos años tanto la industria como la academia han ido por separado, Suiza se encargará de demostrar que el trabajo conjunto puede ayudar a sortear los baches que han impuesto la crisis y la explosión digital.

Editores y universidades helvéticas se han unido en la Media Innovation Initiative (IMI) para desarrollar la innovación en los medios. La IMI contará con 650.000 francos anuales de presupuesto, unos 560.000 euros, que servirán para financiar proyectos de investigación para medios de comunicación que deriven en avances significativos para mejorar la estrategia digital de los medios. En otoño se abrirá la primera convocatoria de proyectos, en los que podrán participar editores y universidades de todo el mundo.

Por el momento, la IMI cuenta con la participación de la EPFL (École Polytechnique Fédérale de Lausanne), SRG SSR y Ringier (dos importantes grupos mediáticos suizos), Triangle Azur (una red de cooperación universitaria) y universidades como la de Ginebra, Lausana y Neuchâtel. La Oficina Federal de Comunicaciones (OFCOM) también participa, subrayando la naturaleza público-privada de la iniciativa.

La IMI se centrará en temas muy debatidos en universidades y redacciones, como las fake news, el periodismo de datos, la personalización de los contenidos, la Inteligencia Artificial aplicada al periodismo o la monetización de los medios de comunicación digitales.

Esta iniciativa se une a la creciente tendencia de buscar la forma en que la Universidad y la industria pueden colaborar para juntar lo mejor de ambos mundos y generar una palanca de cambio que permita a los medios de comunicación aplicar innovaciones en su trabajo diario y recuperar el terreno cedido en los últimos años a las compañías tecnológicas, que han ocupado el espectro informativo digital gracias, precisamente, a su importantísima apuesta por la constante innovación.