Sponsors

central ink flint kodak3

logo-atdl

Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos
Boletín Semanal Noviembre 11, 2018

El digital de Ignacio Escolar ha tumbado a la presidenta de la Comunidad de Madrid y a la ministra de Sanidad en apenas medio año y ha puesto en jaque al presidente del Partido Popular. Sus revelaciones han revitalizado las suscripciones de pago, a pesar de que sus contenidos son de libre acceso.

Desde que Internet se convirtió en el epicentro del periodismo, en detrimento de los formatos tradicionales, millares de cerebros son estrujados cada día en las cúpulas de los principales medios de comunicación en busca de un modelo de negocio que permita rentabilizar una profesión en horas bajas. O eso pensamos: si en Estados Unidos la guerra de Donald Trump contra los medios y el escándalo de la manipulación de la población con noticias falsas valiéndose de las redes sociales han revitalizado las suscripciones de pago, en España se está viviendo un caso similar. 'elDiario.es', el digital fundado y dirigido por Ignacio Escolar, ha ganado 10.000 suscriptores de pago en el último medio año a pesar de que cualquier persona puede acceder sin coste a sus contenidos. ¿La razón? Las potentes exclusivas publicadas, que han tumbado a una presidenta regional y a una ministra, y que han puesto contra las cuerdas al presidente del partido más votado del país.

En marzo, 'elDiario.es' publicó una sucesión de exclusivas sobre el supuesto trato de favor en un máster universitario cursado hace años por Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. El digital desmontó durante varios días las explicaciones de la política, que terminó dimitiendo un mes despuésde la publicación de la primera exclusiva, algo a lo que contribuyó la entrada en juego de 'OKdiario', el digital que dirige el experiodista de 'El Mundo' Eduardo Inda: publicó las grabaciones de una cámara de seguridad de un supermercado madrileño en las que aparecía Cifuentes siendo registrada por un guardia de seguridad tras el supuesto hurto de unas cremas.

Un mes después, 'elDiario.es' publicaba en exclusiva que Pablo Casado, por entonces vicesecretario de comunicación del Partido Popular, no tenía un "postgrado en Harvard" como afirmaba en su curriculum, sino que había hecho un curso de cuatro horas en una localidad cercana a Madrid, Aravaca. La publicación dio pie a una investigación más profunda sobre los estudios de Casado, encontrando los medios vínculos entre un máster cursado por el político en la Universidad Rey Juan Carlos y el cursado por Cristina Cifuentes, y en el que Casado habría recibido trato de favor. El caso también está en Tribunales, si bien Casado fue nombrado en julio presidente del Partido Popular.

En septiembre, 'elDiario.es' publicó una nueva sucesión de exclusivas relacionadas con supuesto trato de favor hacia un político, en este caso la ministra de Sanidad, Carmen Montón, durante el estudio de un máster también en la Universidad Rey Juan Carlos. La ministra dimitió poco después. Casi en esas mismas fechas, varios medios españoles publicaron una serie de exclusivas sobre la tesis doctoral del presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, entre ellas acusaciones de plagio. El caso quedó superado tras hacerse pública la tesis, que pudieron consultar y evaluar los medios.

Ruedan cabezas

En los últimos meses, los medios españoles también han acabado con la carrera política del periodista Màxim Huerta, quien apenas duró unos días como ministro de Cultura tras publicarse que había sido sancionado por Hacienda hacía varios años, y apuntan estos días contra el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, el astronauta Pedro Duque, por poseer una sociedad patrimonial sobre la que existen dudas. En paralelo, el digital 'Moncloa.com', que apenas lleva online dos semanas, se ha colocado en el centro del tablero tras publicar una serie de audios en los que el excomisario José Manuel Villarejo, en prisión por varios delitos (entre ellos pertenencia a organización criminal) conversa con Dolores Delgado, actual ministra de Justicia y fiscal de la Audiencia Nacional en la fecha en que supuestamente se grabaron las conversaciones, 2009. Algunos medios no han dudado en apuntar a los supuestos vínculos de 'Moncloa.com' con Villarejo, en un intento por desprestigiar a Villarejo y proteger a la ministra de lo que se considera un chantaje al Estado por parte del excomisario para salir de prisión.

También se ha relacionado con Villarejo la publicación, en julio, de unos audios en los que la empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein acusaba al rey Juan Carlos de fraude fiscal y de pedir comisiones a cambio de lograr contratos para empresas españolas. En los audios, publicados al mismo tiempo y por capítulos por 'OKdiario' y 'El Español', Corinna también hablaba de su supuesta relación sentimental con el rey emérito.

La investigación da sus frutos

Se desconoce el impacto que esos audios tuvieron sobre la tasa de suscriptores de 'El Español', así como del efecto directo de las distintas publicaciones que han hecho a lo largo de estos meses los diarios más activos en estos casos ('El País', 'ABC', 'El Mundo' y 'OKdiario' -este último carece de modelo de suscripción, pero ya es rentable-). Sí se sabe, por el contrario, la rentabilidad que ha podido sacar 'elDiario.es' con sus exclusivas: al menos 10.000 nuevos suscriptores de pago, a razón de 60 euros anuales. El digital de Ignacio Escolar comenzó el año con poco más de 22.000 suscriptores y ya roza los 33.000. Escolar asegura que tras las exclusivas sobre Cifuentes ganaron 6.000 suscriptores, sumando otros 4.000 tras las publicaciones sobre Casado y Montón, con el verano de por medio.

Gracias a este crecimiento'elDiario.es' ya obtiene el 40% de sus ingresos vía suscripciones. Los usuarios de pago acceden a la web sin publicidad y reciben una serie de beneficios en forma de newsletters, revista en papel y contenidos antes de ser abiertos al público. El digital ha ingresado en el primer semestre de 2018 unos 3 millones de euros y espera cerrar el año rozando los 6 millones. La empresa espera superar el medio millón de euros de beneficio. Puede que el periodismo sí sea rentable, a pesar de que la mayoría de las exclusivas de las que hemos hablado en este reportaje se enmarquen por unos y otros en las llamadas 'cloacas del Estado' y en las guerras internas típicas de la política. A pesar de ello, no dejan de ser realidades que han acontecido, así que, por mucho que puedan existir intenciones ocultas en quienes las filtran a los medios, la labor del periodista debe ser, sencillamente, publicarlo. Por lo que pudiera pasar.