Sponsors

central ink flint kodak3

logo-atdl

Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos
Boletín Semanal junio 23, 2019

La vida de Mario García tiene ribetes de película. De ser uno de los niños Peter Pan que huían sin sus padres de la revolución cubana a ser uno de los Diseñadores de Medios más buscados del planeta. ¿Sus clientes? Prepárense: The Wall Street Journal, The Washington Post, Paris Match, Las Naciones Unidas, Walmart, Die Zeit, y esta lista encandilante de jugadores de primera categoría continúa sin fin. La mayoría de nosotros estaríamos fascinados con tener solo uno de ellos en nuestra cartera de clientes y él los tiene a todos. ¿El secreto? Una respuesta simplista sería su talento, el cual innegablemente tiene en grandes dosis, pero tal vez la clave sea algo menos obvio: sus profundos lazos con el presente con un chip en su cerebro que le permite visualizar un futuro magnífico y una compulsión por reinventarse constantemente. 

Profesor en la universidad de periodismo más prestigiosa del mundo, Columbia University en Nueva York, escritor de 14 libros con uno de ellos a punto de salir a la venta, The Story, diseñado para ser leído solo en teléfonos, asesor de periódicos, revistas, corporaciones de primer nivel y organizaciones internacionales distribuidas por el mundo, desde Estados Unidos a China, bueno, pueden encontrar toda esta información en Wikipedia o en millares de sitios... y, paradójicamente, su mayor logro tal vez esté lejos de lo profesional, sino que sea el impacto que produce en la gente luego de estar expuesta a él. La enseñanza con la que se queda es: haz algo, sé el artesano de tu propia vida, y si no te gusta la que tienes, rediséñala, reescríbela, reedítala, pero muévete, no la pongas en piloto automático, la vida es demasiado interesante. 

Pero la vida es también demencialmente recurrente y podemos decir que luego del increíble viaje de este hombre, continúa siendo un Peter Pan. Bueno, desde un ángulo totalmente diferente, y en un universo totalmente distinto, y con un significado totalmente diferente. 

Salvedad: En caso de experimentar un golpe de adrenalina luego de escuchar esta entrevista, tranquilícense, son síntomas normales. 

Creo que uno debe tener la capacidad no solo de vivir en el presente, sino también de proyectarse al futuro, y pienso que eso es lo que hice. Eso es lo que hago.

Gracias por hacerse tiempo para hablar con nosotros. La primera pregunta que me viene a la mente es: ¿Cómo comenzó todo? ¿Cómo logró llegar tan lejos? ¿Cómo logró ver lo que se aproximaba mientras que otros no pudieron o no lo hicieron?

Bueno, comencé mi carrera a muy temprana edad. En 1967, cuando tenía 19 años, estaba viviendo en Miami. Vine de Cuba a Miami cuando era un niño y crecí en Miami y mi primera pasantía en un periódico fue en el Miami News y en el Miami Herald, ambos estaban en el mismo edificio. Comencé como periodista, pero al poco tiempo me di cuenta de que disfrutaba más del aspecto visual del periodismo que del periodismo en sí, por ende observaba todo lo que la gente de diseño hacía diariamente. Regresaba de mi trabajo de periodista y observaba cómo diseñaban las páginas. Así comencé mi carrera y también observando mucho mi entorno. Comencé a diseñar periódicos y me obsesioné con toda la idea del periodismo visual. Mi primer verdadero descubrimiento ocurrió con el color. Sabía que el color llegaría a los periódicos. Todos eran en blanco y negro a finales de la década de los años 60, pero sabía que el color llegaría. Ya habían comenzado a llegar las máquinas impresoras. Entonces, ¿dónde se podía estudiar color? Debido a que el color no existía en los periódicos, no había libros sobre color en periódicos. De tal modo que me volqué al color en la decoración, el color en la arquitectura, el color en la cinematografía, y así fue cómo comencé a investigar el color y utilizarlo en muchos periódicos incluyendo elWall Street Journal. Luego de eso, en los periódicos de todo el mundo. Pienso que aún hoy se tiene que tener la capacidad de no solo vivir en el presente, sino también proyectarse al futuro, y eso es lo que hice. Eso es lo que hago. 

Ahora es algo nuevo y diferente y transformador y me gusta ser parte de esa transformación.

Eso es justamente lo que iba a preguntarle, ¿cómo visualiza las tendencias? ¿Cómo le vienen las ideas a la mente? Porque innovar no es fácil, se debe estar actualizado, se debe prestar mucha atención al entorno. ¿Cómo es su estilo de vida? ¿Cómo encara aquello que puede llegar a ser útil a muchos profesionales en distintos campos? 

Las noticias nos siguen. No precisamos seguir a las noticias.

Yo soy muy consciente de lo que me rodea. Siempre lo he sido. Hace muchos años que soy corredor. He corrido maratones y observo. Camino y observo incluso lo que la gente pone en los cestos de basura! Cuando rediseño un periódico, por ejemplo en Escandinavia, presto atención a los colores. Si uno va a agregar color a un periódico en Escandinavia, los colores deben ser muy neutros porque no se ve ni una sola cortina, en Noruega o Dinamarca, en otro color que no sea blanco. Si uno está rediseñando un periódico en Brasil, y sale a correr por San Pablo, ve cortinas en rosa, en amarillo, por lo tanto se debe observar la cultura alrededor de uno, el entorno, pero en términos de tendencia. En la actualidad, estoy escribiendo un libro titulado The Story que trata acerca de la narrativa en dispositivos móviles, cómo se escriben historias en dispositivos móviles como el teléfono. El libro probablemente sea el primer libro publicado absolutamente conceptualizado para ser consumido en el teléfono. Y en los últimos dos años y medio, he estudiado el teléfono que usted tiene en su mano como los científicos tal vez estudian un ratón en el laboratorio. A veces me subo al subte y voy desde un extremo en el Upper East Side donde vivo en Nueva York a Staten Island, sin destino fijo, solo para ver a la gente utilizar sus teléfonos en el subte. Hice esto religiosamente durante dos años. Observo el movimiento de los ojos, la capacidad de concentración, las interrupciones, cómo leen una historia y de pronto comienzan a hablar por teléfono, cómo entonces dejan de hablar y se toman una selfie, y luego regresan a la lectura de la historia. Como resultado de eso, mi libro se encuentra prácticamente basado en cómo escribimos, editamos, diseñamos, creamos contenido para gente cuya capacidad de concentración es breve y realiza actividades simultáneas. Cuando leíamos una historia en un periódico impreso o en una revista en el pasado, nos sentábamos con nuestro café y leíamos; había muy pocas interrupciones. Cuando hacemos esto en la actualidad, este teléfono también nos brinda música, mensajes de Facebook, Instagram, e-mails, por lo tanto practicamos el multitasking mientras leemos, a eso lo llamo periodismo de interrupciones, y eso es una tendencia.

Yo diría que el sistema pago es básicamente el sistema que está ganando fuerza. La gente está dispuesta a pagar por buen periodismo. Por ende los diarios están invirtiendo en periodismo de fondo

Volvamos a los medios de comunicación. Los medios en su totalidad, y los medios impresos en particular, se encuentran en medio de una crisis, enfrentando cambios sin precedentes, ¿qué papel tienen los periódicos y las revistas cuando una parte significativa de la población, al menos lo más jóvenes, parece pensar que Twitter es la plataforma para llegar a las noticias y no tienen la necesidad de ir más profundamente? ¿Qué papel tiene un diario matutino en un momento en que la gente exige - y los medios proveen - actualizaciones constantes?

Sesenta y seis por ciento de los periodistas viene a la redacción a preparar una edición para el periódico impreso del día siguiente, cuando el 80% de la gente lo lee en el teléfono

Pienso que el motivo por el que titule The Story a mi libro es porque todo gira en torno del contenido a publicar. Twitter brinda noticias en 140 caracteres, un poco más, Instagram una bonita foto, pero pienso que los periódicos son los que lo están haciendo mejor, The New York Times, The Washington Post, The Guardian, por ejemplo, en Argentina La Nación. Estos son periódicos que ofrecen periodismo profundo, número uno. Número dos, ofrecen lo esencial que la gente necesita para sobrevivir, y la guía de entretenimientos, qué hacer este fin de semana. Sé que gran parte de esta información se encuentra disponible en otros medios, pero siempre le recuerdo a la gente que los periodistas son los que están entrenados para hacerlo mejor. Muchos de mis contemporáneos, tengo 72 años, se jubilaron o los contemporáneos que trabajaron conmigo, se jubilaron o murieron, o no se están adaptando y se quejan de que en la actualidad todo el mundo con un teléfono es periodista, videógrafo, fotógrafo, lo cual es verdad. Si está parado en algún lugar y de pronto se produce un choque de tren, usted hará un vídeo, y tal vez lo envíe a un periódico o a una revista, pero eso es todo lo que sabrá hacer. Básicamente, cuando lo postea en algún lugar, lo que hace es incentivar el apetito de la gente para saber más acerca de esa historia, y cómo lo harán? A través de un periódico o de un canal de televisión, una revista, algún lugar donde obtener la información que el periodista brinda. Entonces estos son simplemente tapas para incentivar el apetito, pero no la paella entera; nadie que hace un video de un choque de trenes en la vía pública va a estar capacitado para transformarlo en algo más. Los periodistas sí. Por lo tanto, creo que la principal diferencia, para responder a su pregunta, es que los Medios cuentan con la capacidad y el conocimiento para brindar artículos de fondo. 

Y ahora tenemos otro problema que es el de las mentadas noticias falsas. Si no se tiene la capacidad de discernir la diferencia, se puede creer cualquier cosa. Por ende, es un gran problema. 

Es un gran problema, lo es. Las noticias falsas están afectando todo. A mis alumnos de la Universidad de Columbia, que están obteniendo su Maestría en periodismo y que están muy preocupados porque piensan que la profesión se está viendo impactada por noticias falsas fuera de control, siempre les digo que tienen que verificar más las fuentes. En vez de verificarlas dos veces, verifíquenla tres para asegurarse de que lo que tienen es legítimo. Pero es un desafío.

Hasta controlan las elecciones, lo último y más peligroso. Mario, los periódicos están buscando alternativas para sobrevivir. Como usuario, lo que puedo ver es una versión online con un cierto número de noticias gratis. Luego una versión paga, que no todos los periódicos están adoptando, por ejemplo el diario británico The Guardian optó por no adoptar esta metodología y pide - al estilo de Wikipedia - donaciones. Luego hay algo extraño, con el fin de atraer a la gente, que es una replica del periódico impreso, pero en la version online, se dan vuelta las paginas... lo cual da una sensación extraña en la actualidad. 

Absolutamente. 

Por lo tanto, ¿cómo se autofinancian los periódicos actualmente? Para mucha gente es un misterio. 

No añoro lo que fue, celebro lo que es. Ahora tenemos más herramientas para contar historias, ¿por qué habría de llorar?

La principal fuente continúa siendo la publicidad, por supuesto, pero está disminuyendo porque ahora pueden publicitar en muchos otros lugares. Créase o no, la versión impresa es aún de dónde proviene el dinero en la publicidad porque los anunciantes son tradicionales. Si usted es Walmart o McDonald´s, va a querer entregar cupones que la gente pueda cortar y traer a los locales, etc, pero todo esto está cambiando. Yo diría que la versión paga es el sistema que está cobrando más fuerza, pero a su vez, la gente no va a pagar por noticias que puede conseguir en otros lugares gratis, de tal modo, nadie va a pagar por noticias internacionales, nadie va a pagar por los resultados deportivos porque tienen eso de modo gratuito. Por lo tanto, los periódicos se han dado cuenta de que hay dos o tres áreas en las cuales la gente está dispuesta a pagar, y la principal son las noticias locales porque si vive en una ciudad pequeña, digamos si está en Argentina y vive en Tucumán, la Gaceta va a tener la mayor cantidad de noticias locales sobre Tucumán, y por ende, estará más dispuesto a pagar La Gaceta por noticias locales porque no va a encontrar los detalles deportivos locales, o cualquier otra cosa de interés local, excepto en un periódico local. Entonces, lo local es importante. En segundo lugar, las historias de fondo. La gente está dispuesta a pagar por buen periodismo, créalo o no. Y, de este modo, los periódicos están invirtiendo más en periodismo de fondo. Y la tercer área es el periodismo de servicios, es cómo usted me ayuda a sobrevivir, cómo me ayuda a encontrar un trabajo, cómo me ayuda con los niños en el colegio. Entonces, estas son las tres áreas por las que la gente está más dispuesta a pagar según arrojan los estudios realizados.

Siguen pagando por calidad hasta cierto punto. 

Absolutamente. 

Actualmente todo parece estar trasladándose a lo móvil. La gente prefiere leer en el subte, en el horario del almuerzo antes de regresar a la oficina... ¿Piensa que los periódicos en términos generales se están adaptando a eso? Este es un cambio que está atravesando a los periódicos y también a sus estudiantes, los periodistas. ¿Piensa que la gente está abierta al cambio o todavía está renuente?

Mis alumnos están abiertos al cambio. Déjeme decirle que éste es mi sexto año en la Universidad de Columbia y por primera vez ni un estudiante - alumnos de la Maestría de Periodismo, de un promedio de 22 años, muy inteligentes, muy informados, a punto de obtener su título - levantó la mano cuando pregunté quién leía noticias en medios impresos. No se informan a través de periódicos impresos. Habiendo dicho esto, trabajo en muchas redacciones de prensa, cada semana de mi vida, y diría que el 65% de la gente que trabaja en ellas en todo el mundo va cada día a preparar la versión impresa del día siguiente mientras que el 80% de la gente lee el periódico en el teléfono. Eso nos da una idea de lo que está pasando. Es por eso que mi libro no tendrá una versión impresa. Discutí con la editorial al respecto. Este libro solo debe ser leído en el teléfono porque parte del mensaje, y la misión, del libro es que leemos de un modo absolutamente distinto en una versión móvil y déjeme explicarle por qué. Cuando usted lee una versión impresa, tiene un producto que es fantástico, un periódico o una revista son productos fantásticos, tienen un comienzo, un medio, y un final. Si tienen 64 páginas, va de la página 1 a la 64 y recibe todo lo que precisa saber, y luego se va a dormir o a trabajar. En la versión móvil, las interrupciones son múltiples y la gente lee de a tramos. El millennial promedio mira el teléfono 114 veces por día, mientras que la gente en la franja de los 50 y 60 años mira el teléfono entre 85 y 90 veces por día por distintos motivos: navegar, obtener direcciones, encontrar un restaurante, leer libros, emails, entonces tiene el teléfono como compañía constante. Una oportunidad perfecta para que estos Medios expongan sus marcas a la gente. Porque si se produce un periódico del modo tradicional - ya sea La Nación en Buenos Aires o The Guardian en Londres - el periódico sale una vez por día. Ahora, si juega sus cartas correctamente, brinda actualizaciones interesantes, su marca puede estar expuesta cientos de veces por día. Un día de una versión móvil equivale a cien días de una versión impresa. Esto es de lo que hablo en mi libro. Esto es de lo que muchos editores todavía no se han dado cuenta. Es por eso que mi libro tiene tres ejes. El primero es la transformación, la capacidad de abrir la mente al cambio, lo cual no solo es importante en la industria periodística, sino también en cualquier otra industria. Los cambios están teniendo lugar rápidamente y se tiene que ser consciente de ello y no tiene nada que ver con la edad. Insisto, tengo 72 años, estoy en este negocio desde hace 46 años, y no extraño lo que fue, siempre celebro lo que es. Lo hice cuando llegó el color a los periódicos, lo hice cuando llegó Internet, es decir, siento orgullo de ser periodista, de ser un narrador, y ahora tenemos más herramientas para contar historias, por lo tanto ¿por qué debería llorar? 

¿Por qué piensa que los periódicos son tan renuentes al cambio cuando hay prueba abundante de que los lectores, particularmente los más jóvenes, están buscando algo nuevo?

A los periodistas siempre les gusta escribir sobre el cambio, pero son los últimos en adoptarlo. Había computadoras en las universidades y hospitales mucho antes de que las tuvieran los periódicos, fueron arrastrados al cambio tecnológico. Por ende, pienso que hay diversos elementos. El temor al cambio ya sea que trabaje en un banco, en un hospital, ya sea que sea médico, veterinario... el cambio siempre produce temor en la gente. Uno se debe reentrenar, es una de las cosas más importantes que menciono en una parte de mi libro llamado The Revolutions. Atravesé cuatro revoluciones importantes en la industria en mis 46 años en este negocio, pero nunca una revolución tan grande como ésta porque cuando se cambió de blanco y negro a color, el color no afectaba al periodismo, afectaba al aspecto. Pero ahora afecta el modo en que funciona el periodismo, el modo en que se escribe, no se puede escribir, editar, y diseñar del modo en que se hacía. El modo en que consumimos noticias en un móvil es lo opuesto, a veces, a cómo lo hacemos en la versión impresa. Y por ende, implica mucho aprendizaje... mucho de lo que sabemos y hemos hecho durante 30 años ya no sirve y es esto lo que atemoriza a la gente. 

Algunos periódicos en Buenos Aires, por ejemplo La Nación, intentan producir un cambio, pero diría que muy tímidamente, trasladan el periódico impreso a la versión online. No hay grandes diferencias. Están utilizando una versión optimizada de Siri porque saben que la gente deja de leer los artículos a mitad de camino. Ahora, si tuviera que tener la primera conversación con un cliente suyo, que busca producir un cambio, ¿cuáles serían los primeros consejos que le daría?

Lo hago todo el tiempo, Jorge, y déjeme decirle cómo. Me siento y le digo que este diario no existe y que estamos aquí para crear a La Nación en 2019. Esto significa que se debe sacar al elefante de la sala inmediatamente, es el legado, y entonces la pregunta es ¿cómo lo hago?Luego se ve que la gente se abre e intentan repensar lo que se tiene, lleva semanas. Se comienza con una página en blanco y se dice ¨concentrémonos en crear un nuevo producto”, generalmente en los primeros diez minutos alguien dirá “No tendrá un edición impresa”, Perfecto! Ahora comenzamos a hablar, es así cómo lo hacemos. 

Lo he visto en YouTube dando charlas y entrevistas y resalta el hecho de que el formato es muy importante, esencial, pero que de cualquier modo no reemplaza al contenido. El contenido es muy importante. ¿ Puede explicar esto un poco más?

Claro. Pienso que la razón por la que titule este libro The Story es que lo único constante en los 46 años que llevo en el periodismo es que si se tiene una buena historia que vaya a tener consecuencias e impacto en la gente, la leerán con tipografía pequeña, con tipografía grande, en el teléfono, impresa, con color de fondo, sin color. La prueba definitiva de lo ¨leíble¨ que puede resultar estriba en un buen contenido. 

¿Cuáles son los periódicos, en su opinión y experiencia, que mejor se están adaptando a todos estos cambios? Puede que sean internacionales, por ejemplo, algún diario en Estados Unidos, El País de España, o Die Zeit de Alemania. ¿Cuáles son los principales, cree usted, que se están acercando más a este ideal?

Hay dos periódicos que lo están haciendo muy bien, son grandes, el New York Times y el Washington Post. Lo están haciendo como si fuese de manual. Sin embargo, si quiere ver a los auténticos innovadores, tendrá que ir Escandinavia. Mi cliente en Noruega, Aftenposten, que es el principal diario de Noruega, se encuentra por delante de todos ellos en cómo han revolucionado la sala de prensa, cambiado su estrategia para que las historias fluyan, Y son muy digitales sin haber, al mismo tiempo, matado a la edición impresa. No se tiene por qué matar a la edición impresa. Simplemente se tiene que tomar conciencia de que lo impreso no es el protagonista, pero que aún es importante. Nosotros tenemos lo que yo llamo el quinteto de medios: tenemos titulares en el reloj, tenemos el teléfono, tenemos la tableta, la edición impresa, y la edición online, y los cinco tienen que coexistir. 

¿En el fondo piensa que la edición impresa morirá finalmente? ¿Es un destino manifiesto?

No, creo firmemente que la edición impresa morirá en muchos lugares de lunes a viernes, pero pienso que el fin de semana vamos a tener edicion impresa porque la gente desea desconectarse, si usted pasa toda la semana conectado al teléfono que suena, que envía mensajes de Facebook, de Instagram, los fines de semana quiere descansar y leer, y creo que algunos expertos denominan esto “el lujo del papel” que es el lujo de no estar conectado a nada. Me relajo en el sofá, me siento debajo de un árbol, en el parque, en la playa, y simplemente disfruto del periódico. Soy de los que creen que el periódico impreso siempre existirá. Uno se tiene que dar cuenta de que ningún medio elimina a otro medio. Cuando aparecieron por primera vez los periódicos, se decía que iban a matar a los libros. ¿Quién leería un libro cuando ahora existen los periódicos? Bueno, no se dió. Luego apareció la radio y “¿Quién va a querer leer un periódico ahora que existe la radio?”, la televisión iba a eliminar la radio, los periódicos, los libros. Todos ellos aún existen. Hay más competencia para todo, pero me di cuenta de que en algunos países en los que trabajé, en la India, algunos en América Latina, otros en Asia, los periódicos impresos los leen un buen número de personas, de tal modo que digo que no pasará menos de 25 años antes de que estos periódicos se cancelen de lunes a viernes. En parte del mundo esto ya está sucediendo. Hay ciudades en Estados Unidos donde solo se tiene un periódico tres veces por semana. El miércoles, viernes, y domingo. No existen periódicos durante la semana porque tienen sus ediciones online. Es una transición. Pero si hoy me pregunta si la edición impresa desaparecerá, la respuesta es “no“, sin embargo deberá ser replanteada y tendrá un papel diferente, no como el rey, no como el principal evento.

¿Qué piensa de las nuevas plataformas que se ajustan mucho al aspecto visual, por ejemplo, Flipboard o ahora Apple News? No parece haber estándares de newsfeeds, en mi opinión. ¿Qué piensa usted?

Pienso que a estas plataformas les cuesta mucho convertir a los lectores. Al comienzo, mucha gente se acercaba a ellas pero no existe nada aquí que las retenga. Aunque la presentación sea muy bonita, confirma que el diseño solo no garantiza que la gente las vaya a seguir. Creo que una aplicación fea o una presentación fea con un buen contenido durará para siempre, pero una bonita que no tenga la capacidad de retenerlo, no. Por ende, pienso que algunas de estas plataformas como Apple News, Flipboard, visualmente son muy atractivas, pero la gente no se hace el hábito de permanecer en ellas por algún motivo.

Volviendo al iPad, ¿cuál sería la versión ideal para un iPad? Si usted tuviera que diseñar una versión de iPad de un periódico, o de una revista, ¿cómo lo haría?

El iPad es fantástico para muchas cosas pero lo único para lo que lo pueden utilizar bien los periódicos es para colocar la versión PDF de sus versiones impresas. Mi último libro digital fue Storytelling in the age of the iPad. Cuando el lunes pasado estaba conversando con mis alumnos acerca del iPad, ni uno de ellos en la clase tenía uno y sentí que podría haber estado discutiendo las tabletas de la Mesopotamia porque era como un artefacto histórico. Si un periódico me pidiera realizar una versión para el iPad, le diría “ gracias“. Sin embargo hay un periódico con mucho éxito en Montreal, Canadá, La Presse+, que incluso eliminó su versión impresa que tenía 130 años de antigüedad y durante el último año se ha dado de forma gratuita, debería echarle un vistazo, pero tiene una publicidad muy innovadora y vive en forma de tableta. Sin embargo con otros periódicos de Canadá, incluyendo uno de mis clientes, Postmedia, o Global and Mail de Toronto, todas sus ediciones para tableta murieron en dos o tres años, todas las revistas que tenían ediciones para tableta, murieron. De algún modo la tableta sigue siendo popular, habrá nuevas versiones de tabletas, pero para otros tipos de cosas, se ve asistentes de vuelo tomando pedidos en una tableta, o menús de restaurantes en tabletas, la tableta tiene una enorme cantidad de usos incluso para la lectura de libros, muchísima gente los lee en el iPad o en el Kindle, pero periodísticamente, si un cliente me dijera “Haga una edición de iPad“, le diría “No”, “coloque todo este esfuerzo en una versión móvil“. En este momento tengo un proyecto muy interesante en Alemania, en realidad estoy viajando a Alemania mañana, que es el primer periódico de fin de semana hecho íntegramente para el teléfono. Estamos creando este periódico que será un periódico de fin de semana para ser consumido en el teléfono. Es allí donde está la acción, para ser honesto con usted, . Por ende, el día de hoy, si me preguntara, la acción está en los móviles solo porque es una compañía constante. No hay discusión sobre eso. Nos despertamos y nos vamos a dormir con el teléfono.

El Millennial promedio mira el teléfono 114 veces por día. La gente de 50 y 60 años entre 80 y 90 veces por día. Una magnífica oportunidad para que estos Medios tengan sus marcas frente a la gente

Cómo es un periódico en un teléfono celular? Sé que es difícil explicarlo pero nos podría dar 3 o 4 ideas?

Lo primero es la experiencia de usuario, que sea muy fácil de ver cuando me transporto de un lugar a otro. Lo segundo es darse cuenta del espacio, es un espacio muy limitado. Entonces, ¿qué sucede? La Nación hoy está en su versión sábana (domingo) por lo tanto es un diario grande, una página grande. Durante 32 o 34 segundos verá un buen número de noticias, tal vez haya 9 títulares, 2 o 3 fotos. Aquí en el teléfono no se tiene ese lujo, por lo tanto la primer pantalla me tiene que seducir, el lector tendrá 4 o 5 segundos para observarla antes de dirigirse a otro lugar. Entonces el proceso de seducir al lector es más difícil en este caso, y los titulares tienen que ser más descriptivos. Por ejemplo, si abro una página de La Nación o de The New York Times y hay una noticia con 5 mapas de cómo fue dividida Siria, bueno, veo 5 mapas. En el teléfono no hay mapas. Por lo tanto, es una estrategia que plantea muchos desafíos para los editores. De pronto usted no está pintando el cielorraso de la Capilla Sixtina, le dieron el cielorraso de una pequeña habitación para que la pinte. 

Esto es un desafío. ¿Cómo está emprendiendo este trabajo? Lo vive como un desafío, técnicamente, ¿no es así?

Sí, es un desafío.... El segundo consejo es una idea por pantalla. Esto es clave, una foto, un titular, y entonces el próximo. Esto es lo que muchos no hacen. Intentan recrear la página de una revista en un pantalla pequeña, por ende se termina con algunas de estas pequeñas pantallas con cinco pequeñas fotos del tamaño de sellos de correo y nadie puede ver nada. Ponga una foto donde pueda ver algo. Escribo sobre esto en el libro Focus, Focus, Focus. El foco es muy importante. 

Mucha gente se queja de que la educación también se encuentra en una crisis, por ejemplo, que muchas carreras, las tradicionales, están estancadas en el pasado. Usted enseña en una de las mejores universidades de periodismo, Columbia, ¿qué opina de la formación en periodismo en dicha universidad, y en otras en general?

En un diario impreso, usted expone su marca una vez al día, si juega sus cartas correctamente, tiene buenas actualizaciones, en una plataforma móvil está cientos de veces por día. Un día en un móvil representa cientos de veces en la versión impresa. Eso es de lo que muchos editores no se dan cuenta

No van lo suficientemente rápido. Sí lo hacemos en Columbia. Comencé mi curso, Multiplatform Design & Storytelling, hace 6 años, y para cuando terminemos este año, sabrán cómo escribir y editar para dispositivos móviles. No se trata simplemente de escribir una noticia. Es lo que yo llamo Rebanar un Melon. Cada editor observa un melon de gran tamaño; todos sabemos el aspecto que tiene un melon, y un melón entero es grande. Pero se debe rebanar el melon. En el mundo móvil, usted da rebanadas de la historia. Incluso antes de que la historia comience, puede ya haberla puesto en Instagram informando que esta historia será publicada. Rebana el melon a través de una promoción en las redes sociales. Mis alumnos no sólo escriben la historia, sino que me dicen cómo van a promocionar dicha historia en Twitter, LinkedIn, Instagram y luego de que la historia haya sido publicada, debe continuar promocionándola. El periodista no es solo un periodista, se debe convertir en publicista. Debe vender. Y lo otro que es nuevo para el periodismo es que ahora tenemos datos que nos dicen cuánta gente leyó la historia, es decir, es un registro que es nuevo. Los periodistas en el pasado escribían, se iban a sus casas, al siguiente día volvían al trabajo orgullosos porque lo que habían escrito les había gustado a su esposa, a su madre, ahora, posiblemente a toda esta gente les haya gustado, pero va a tener datos en frente de él que le dirán que sólo el 6% de la gente leyó lo que él escribió en contraste con un 40%, 50%, o 60% que no lo hizo. Es por ese motivo que la transformación es tan grande en el papel del periodista ya que no solo debe escribir la historia, sino también saber cuál es su lector en las distintas plataformas. En la plataforma móvil se reescribió la noticia que fue publicada en la versión impresa porque en la versión móvil escribimos de forma lineal, como nos comunicamos en WhatsApp. Escribimos y mostramos. Si nos comunicamos con alguien por WhatsApp y decimos: ¨Estoy en medio de Buenos Aires, mirá qué hermosa avenida, la avenida más ancha del mundo¨, foto! Y continuamos. No escribimos, escribimos, escribimos y luego mostramos imágenes; ese es el modo en que funciona la versión impresa. Ahí estriba uno de los grandes opuestos. Podríamos hablar 3 horas acerca de esto. Es un tópico fascinante. 

Atravesé 4 revoluciones importantes en la industria en mis 46 años en el negocio, pero ninguna revolución fue tan grande como esta

Es una mentalidad absolutamente nueva. Un cambio de paradigma. Las últimas dos preguntas. Una objetiva y una sobre usted. Hay un gran debate acerca de, en muchas encuestas, y mucha gente que ha estado en televisión durante mucho tiempo lo afirma, que la televisión ha perdido su atractivo. ¿Piensa que, en el largo plazo, está condenada a morir o que sobrevivirá?

Le repito, ningún medio mata a otro. Pero le voy a decir esto: las noticias por television, que es de lo que yo tal vez mas entienda, van por el mismo camino que la edición impresa de los medios, ¿por qué? Porque la televisión va por ediciones: están las noticias de las 12hs, las de las 6hs, las de las 10 hs. Ahora, enfrentan la misma situación, nosotros perseguimos noticias, no perseguimos ediciones. ¿Cuánta gente espera las noticias de las 10 antes de ir a dormir? Ahora tiene el teléfono en su mano. Un ejemplo personal del día de hoy: estoy escribiendo un libro, estoy muy ocupado con este tema, y no prendí la televisión, tengo un ejemplar del The New York Times doblado y todavía no lo leí, pero sé todo lo que está sucediendo desde el momento en que me desperté, ya tengo 3 alertas en mi teléfono que me cuentan acerca de la caída de un avión en Etiopía, y luego esto y aquello. Entonces, las noticias nos siguen lo queramos o no. Hoy no quería leer noticias para poder escribir mi libro, pero no pude, y no he encendido la radio, o el televisor, ni abrí el diario. Solo teniendo el teléfono en mi mano, ya sé 7 u 8 noticias, lo que está sucediendo en Nueva York, lo que está sucediendo en el mundo, la caída del avión, a partir de todas estas fuentes, entonces esa es parte de la gran transformación. Las noticias nos siguen, no las tenemos que seguir. 

Si usted me preguntara si la versión impresa desaparecerá, la respuesta es ¨no¨ pero tendrá que ser replanteada

Una última pregunta, Mario, ¿qué planes tiene? Debe de ser el tipo de persona que siempre tiene algo en mente. No puede parar. Tiene un libro a punto de publicarse, ¿no es así?  Cuándo es que sale? 

Este libro sale aproximadamente en julio de 2019, es un libro digital. Ya puede encargarse. Va a ser un iBook. Estará disponible en Amazon, en Kindle y se llama The Story. También estoy trabajando con diversos clientes. Debido a la plataforma móvil, el 45% de la gente con la que trabajo no es gente de medios, sino empresas. Trabajo con Walmart, JetBlue Airlines, y con las Naciones Unidas porque brindan información en todo el mundo y deben capacitar a su gente de Comunicaciones para que sepa cómo hacerlo en plataformas móviles. Por todo esto es que nunca estuve tan ocupado en mi vida desde el momento en que colocaba color en los periódicos en 1992. Cómo se conectan las revoluciones! Es una época de mucho trabajo, pero adrenalínica porque es algo nuevo y distinto y transformadora y me gusta ser parte de esta transformación. 

Dos preguntas en una: ¿qué se aproxima y cómo le gustaría que se transformaran los Medios de Comunicación?

Creo que lo que definitivamente está viniendo es la realidad aumentada y que se podrán contar historias donde se coloquen las cámaras. Eso está comenzando a suceder bastante rápidamente seguido de, a un paso más lento, la realidad virtual. Pienso que serán la próxima frontera narrativa: la realidad aumentada y la realidad virtual. Me gustaría que los Medios de Comunicación realizaran el esfuerzo de diferenciarse en las distintas plataformas y luego crearan equipos que estén entrenados para hacer tareas para la plataforma móvil que estén expresamente diseñadas para ella y tareas para la versión impresa que estén orientadas a la misma, y también para online, incluso computadoras - no hablamos sobre esto en la entrevista - es decir, cuando se está leyendo en una computadora de escritorio, se tiene un pantalla mucho más grande. Cuando se mira la página de inicio de La Nación, se observa 5 o 6 artículos. En una página de periódico, se ven nueve. Pero ya existen 3 plataformas distintas: la edición online que la gente lee en la computadora - en el New York Times el 68% de los usuarios lo lee online, lo hace desde un teléfono, no una computadora. Pero me gustaría que los Medios se dieran cuenta de que lo mejor que tienen - yo les digo esto a mis clientes - es la marca. Si usted es La Nación de Argentina, tiene una marca que es conocida por todos, incluso si no lo leen. Habla con un taxista de 22 años de edad, lo hice cuando estuve allí y dice: ¡Claro!, La Nación es una institución. Mi abuelo la leía. Mi padre la leía. El desafío es cómo hace para que ese joven de 22 años la lea. Muchos de ellos no perciben que el legado de esa marca es algo que a muchos otros les gustaría tener, la marca que representa un periódico. Hace años que todos estos periódicos están en esos lugares. En Argentina, he trabajado con unos 13 periódicos, La Nueva Provincia, por ejemplo, es el primer periódico con el que trabajé fuera de Estados Unidos, de ahí mi conexión especial con Argentina. Fui a Bahía Blanca, en 1970, a trabajar con el diario y luego a convertirlo en tabloide, hasta Los Andes, hasta Tucumán, todos estos periódicos son marcas en sus lugares. En Mendoza, Los Andes es una institución. En Tucumán, La Gazeta otra institución. Y en Estados Unidos es lo mismo. Mi primer trabajo en Estados Unidos fue un periódico en Minnesota... verdaderes instituciones. Y lo maravilloso es que todos ellos aún están ahí. La marca aún está allí. Los editores están demasiado preocupados con la revolución de este momento para apreciar que lo mejor que tienen es la propia marca. Por lo tanto, me gustaría que tomaran consciencia de ello. 

La última pregunta, Mario. ¿Cuándo viene a la Argentina?

Bueno, espero que pronto. Espero que me inviten a algo. Tengo un equipo en Argentina. Garcia Media está establecida en Buenos Aires. Tengo un equipo muy talentoso allí. De hecho, la Directora de Arte de mi libro, de este libro móvil, es Paula Ripoll. Es mi Directora de Arte Senior en Buenos Aires y toda esta gente me ha acompañado desde Asia al Wall Street Journal, a Paris Match en Francia, es un grupo muy talentoso, por lo tanto espero tener un motivo para ir. Buenos Aires siempre está en la lista de mis cinco ciudades favoritas del mundo. Espero que me inviten para algo allá. 

Esperémoslo. Muchas gracias por su tiempo. 

Asamblea ATDL en Buenos Aires, Argentina 2019

 obelisco noche

Sponsor Platino

agfa cic  kodak3 sunchemical

Sponsor Oro

kba new    manroland goss


 

x