Índice

Sponsors

cic flint kodak3

logo-atdl

Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos

Índice

Boletín Semanal octubre 13, 2019

Hasta ahora jugaba en segunda división, pero el grupo comandado por Javier Moll sube de categoría tras pagar unos 40 millones de euros por Zeta. Así queda el mapa y el equilibrio de fuerzas en el sector tras la disrupción que causará Prensa Ibérica en el mercado.

Durante meses fue un culebrón en el que un otrora poderoso grupo se vendía al mejor postor, acosado por la crisis económica y publicitaria, y por los envites de la transformación digital: Grupo Zeta, editor de importantes cabeceras como 'El Periódico', fue cortejada por varios grupos, hasta que finalmente ganó la partida la Prensa Ibérica de Javier Moll, con maniobras políticas incluidas (supuestamente) para que no cayera en manos de MediaproLa operación se ha cifrado en alrededor de 40 millones de euros, incluyendo una quita del 70 % sobre la deuda de casi 100 millones que arrastraba la compañía de los Asensio.

La compra de Zeta por parte de Prensa Ibérica es, sin embargo, mucho más que una operación empresarial en el sector de los medios español: es un reequilibrio de fuerzas en un mercado que ve cómo un actor de la segunda división de repente ha subido de categoría y pasa a competir con los más grandes, a la sazón Prisa, Unidad Editorial y Vocento. Estas tres compañías lideraban la facturación en el sector, seguidas a cierta distancia de una segunda fila compuesta por Grupo Godó, la citada Prensa Ibérica y Zeta. La fusión de estas dos últimas no solo ha dejado a Godó con el pie cambiado, sino que ha elevado su categoría hasta el punto de haber desplazado a Unidad Editorial a la cuarta posición en facturación global (si solo se tienen en cuenta los ingresos por medios, Vocento llega a duplicar la facturación de Prisa y Prensa Ibérica -con Zeta en la cartera- rozaría la segunda posición).

Con cifras en la manolos ingresos de Vocento alcanzaron los 305 millones de euros en 2017, mientras que los de Pensa Ibérica + Zeta hubieran quedado en 192 millones. Aunque donde mejor se ve es en las cifras de difusión: ese mismo año, Vocento copaba el 23,4 % del mercado y Prisa el 10,7 %. La suma de Prensa Ibérica y Zeta se hubiera llevado entre 2017 y 2018 el 17,9 %: sería el segundo actor más importante del panorama mediático español en prensa impresa (Prensa Ibérica por separado logró un 12,1 % ese mismo año, así que de todos modos iba a ser el segundo, pero la suma de Zeta le permite quedarse a apenas 6 puntos del líder del mercado).

El nuevo poder de Prensa Ibérica

El cambio de fuerzas se observa con aún más intensidad si se atiende a varios mercados locales concretos. Uno básico es Cataluña, de donde proceden tanto Zeta como Prensa Ibérica. En esta Comunidad Autónoma existía (y existe) una luchar por el mercado en la que compiten el citado 'El Periódico' (Grupo Zeta) y 'La Vanguardia' (Grupo Godó). Ambos tienen un perfil similar -constitucionalista- y hegemonía informativa en papel. Al margen de esta lucha, Prensa Ibérica jugaba en el mercado local con varias cabeceras. La compra de Zeta permite al grupo de Javier Moll pasar a competir en esa primera división generalista en la región, llegando incluso a superarla si se atiende a los ingresos de 2017: 176 millones por parte de Godó y 311 millones por parte de la suma de Prensa Ibérica y Zeta).

El fortalecimiento de Prensa Ibérica también le permite abrir un nuevo mercado en la prensa deportiva, ya que en el paquete de Zeta va incluido el diario 'Sport', rival directo del 'Mundo Deportivo' de Godó. Ambos se enfocan al mismo perfil de lector, principalmente aficionado al Fútbol Club Barcelona.

También en la Comunidad Valenciana se reequilibran las fuerzas, pues la compra de Zeta eleva la cuota de mercado de Prensa Ibérica hasta el 46,6 % en la región, donde ya partía con ventaja por su extensa implantación, y donde ya duplicaba los ingresos de Vocento.

Al margen de estas regiones, la compra de Zeta supone la entrada de Prensa Ibérica en Aragón (donde pasa a competir con el indiscutible líder Henneoquien intentó hacerse con Zeta) o Extremadura, así como su fortalecimiento en Andalucía o Canarias.

En un mapa más amplio, el mundo digital, Prensa Ibérica también alterará los actuales equilibrios de poder. No en vano, la compra de Zeta permitirá sumar tráfico hasta posicionarlo en 25 millones de usuarios únicos al mes, según un cálculo con datos de comScore. Como comparación, 'El País' y 'El Mundo' rondan los 20 millones de usuarios únicos al mes cada uno de ellos. Cierto es que si ambas cabeceras suman el resto de las cabeceras de sus grupos Prensa Ibérica quedará a años luz, pero también es cierto que el grupo de Javier Moll acaba de añadirse en un solo golpe los alrededor de 10 millones de usuarios que tiene 'El Periódico' cada mes. Una cifra nada desdeñable para un mercado en el que sumar audiencia se ha convertido en el objetivo prioritario de los editores con la esperanza de rentabilizarla después como buenamente se pueda.