Índice

Sponsors

cic  kodak3

logo-atdl

Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos

Índice

Boletín Semanal noviembre 8, 2020
 

El líder en audiencia digital en España según Comscore acaba de entrar a competir en el mercado de los lectores de pago en digital. La Vanguardia ha anunciado los detalles de su nuevo modelo de suscripción, basado en un muro que permite el consumo de una cantidad no explicitada de contenidos antes de presentar la opción de seguir leyendo por 5,99 euros al mes. Este precio aumenta a 9,99 euros para quienes deseen contar además con una réplica digital de la edición impresa.

El precio básico de salida para suscriptores digitales coloca a La Vanguardia por debajo de las tarifas del resto de medios punteros que ya han abrazado el esquema de pagoEl Mundo (7,99 euros) fijó la primera cifra de referencia en España en grandes cabeceras y después El País (10) y El Confidencial (9) la superaron. Previamente El Español había inaugurado un modelo mixto en el que los lectores de pago abonan 6,99 euros al mes.

Para algunas fuentes del sector, el de La Vanguardia es un precio demasiado bajo que va a complicarle eventuales campañas promocionales de entrada o de retención, centradas habitualmente en grandes descuentos sobre la tarifa regular. A grandes rasgos, solo los regionales de Prensa Ibérica (3,99 euros), algunos de Vocento y La Voz de Galicia (4,95) han decidido cobrar menos. Esas mismas personas, conocedoras directas de la operativa de suscripciones en distintos medios, apuntan además que un precio reducido hipoteca el futuro en cierto modo, ya que es muy difícil elevarlo después.

Lo que no ha trascendido de momento es si La Vanguardia va a ofrecer la posibilidad de suscribirse anualmente. Ese compromiso a largo plazo ofrece la ventaja de cobrar la suscripción en una sola operación y obtener mayor liquidez momentánea gracias a ello. Además, ahorra los esfuerzos enfocados a la retención que hay que aplicar para que los lectores de pago mensuales renueven su confianza, que habitualmente se basan en reducir tarifas. Eso es lo que explica por ejemplo que El Confidencial ya genere más dinero mediante suscriptores que a través de su principal anunciante.

Con la entrada de La Vanguardia solo queda ABC entre los grandes diarios nacionales para inaugurar un modelo de pago. En principio ese movimiento estaba previsto para septiembre, pero la llegada del nuevo director ha supuesto un retraso sobre el plan inicial. En el caso de los nativos digitales, los suscriptores ya están marcando diferencias en sus cuentas en un año en el que los ingresos publicitarios se han desplomado.