Índice

Sponsors

cic  kodak3

logo-atdl

Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos

Índice

Boletín Semanal Marzo 15, 2021
 

Los tres últimos meses del año pasado (segundo trimestre fiscal de 2021 en su caso) dejaron resultados históricos para Dow Jones. La empresa que edita The Wall Street Journal obtuvo en ese periodo los mayores beneficios registrados desde que fue comprada por News Corp en 2007, con un aumento del 43% hasta los 108 millones. Parte de este hito se corresponde con el mayor incremento de suscriptores de la historia del diario económico, con un 19% más de lectores de pago hasta alcanzar los 3,22 millones. La subida se va al 28% en el caso de las suscripciones digitales, que ya suponen en total el 76% de todo el conjunto.

Tal y como ha sucedido con The New York Times, la mala noticia la aporta la publicidad, aunque en este caso es más relativo. Dow Jones vio caer un 4% sus ingresos comerciales de un año para otro como consecuencia del desplome de la publicidad asociada a sus publicaciones impresas, que sitúa en un 29%. Sin embargo su planificación digital rebotó otro 29%, lo que constituye su mayor crecimiento en 10 años en comparación con el periodo anterior.

Estos resultados componen un nuevo escenario financiero para la editora de The Wall Street Journal, ya que en un año la facturación comercial digital ha pasado del 43% al 58%. Y eso explica el incremento récord de los beneficios en un 43% frente a un aumento de ingresos del 4%, ya que los costes de producir ejemplares de papel se han reducido debido a la caída de su venta.

Dow Jones dispara su beneficio operativo con menor incremento de ingresos gracias a la caída de costes asociados al papel y aumento de suscriptores.

Además las cuentas van en línea con lo que ya mostraron las del tercer trimestre de 2020 (primero del año fiscal 2021 para la empresa), en la que por primera vez figuró Dow Jones como segmento separado. Entonces News Corp consignó que la editora de The Wall Street Journal había mejorado un 47% su beneficio operativo, especialmente gracias a la llegada de más lectores de pago, y también que el negocio publicitario renqueaba como consecuencia de la pandemia.

En el caso del diario financiero se reprodujo el mismo esquema que en otros periódicos de primera línea y sus suscripciones se dispararon durante los meses más duros de la primera ola mientras la publicidad decaía. The Wall Street Journal cruzó la barrera de los tres millones de lectores de pago en el primer trimestre de 2020 y actualmente podemos leer en España algunos de sus contenidos como parte de la oferta de pago de El Confidencial.